Aceite esencial de Árbol de Té | Antiséptico Natural

SKU: DS0032050015
Aceite esencial de Árbol de Té | Antiséptico Natural

Aceite esencial de Árbol de Té | Antiséptico Natural

SKU: DS0032050015
Precio habitual €11,92
/
Impuesto incluido.
  • Despacho Grátis en la Península
  • Productos Ecológicos
  • Fuentes sustentables
  • Calidad y Certificados

El Aceite del Árbol de Té se extrae del árbol Melaleuca alternifolia. Su composición y su acción antiséptica natural lo convierte en un aceite útil para heridas, pequeños cortes, herpes simples, hongos en las uñas o acné.

Efecto antiséptico triple: actúa contra las bacterias, hongos y virus, además es cicatrizante, antiinflamatorio y desodorante. Propiedades anti-acnéicas.

El Aceite del Árbol del Té puro, extraído por arrastre de vapor de agua, conservando todas las propiedades del aceite. Envase de color azul cobalto especial para protegerlo de la luz y evitar la oxidación del producto. El origen, la forma de extracción y de conservación hacen que el Aceite del Árbol del Té de Drasanvi sea de una excelente calidad. Tal es así, que supera la calidad marcada por las autoridades sanitarias y la OMS (Organización Mundial de la Salud). Titulación mínima de terpenos 75%. Cantidad mínima en terpinen-4-ol superior al 30%.

Modo de uso

Aplicar directamente una gota sobre la zona afectada, no más de 3 veces al día. Solo uso externo. Se trata de un producto con numerosas aplicaciones, pudiendo utilizarse directamente o bien diluido en alguna base (aceite vegetal, crema, desodorante...). Algunas formas de utilizarlo:

  • Aplicar sobre una picadura de insectos.
  • Aplicar sobre cutículas de las uñas de los pies cuando exista la presencia de hongos.
  • Utilizar contra herpes labiales.
  • Una vez limpia la herida superficial o corte, aplicarlo directamente, varias veces al día.
  • Mezclar con champú para luchar contra los piojos.

Advertencias

No ingerir. Evitar el contacto con los ojos, heridas abiertas y mucosas. Guardar a una temperatura inferior a 30º C y fuera de la luz directa del sol. Interrumpir su uso si se produce alguna reacción. No aplicar a niños menores de tres años.